fbpx

Es una técnica que emplea un tipo especial de endoscopio para visualizar el interior de la vejiga urinaria, y realizar un diagnóstico, tomar una biopsia, o practicar ciertos tratamientos si es preciso.

Beneficios de la técnica: Gracias a la cistoscopía, el urólogo puede ver:

  • Tumores de vejiga.
  • Próstata.
  • Uretra
  • Alteraciones en la vejiga.

¿Qué es una Cistoscopía?

Es una exploración de la vejiga que se hace con relativa frecuencia. Es fácil de realizar, no causa muchas molestias. Se realiza con un instrumento que se llama cistoscopio, que es como una sonda que lleva una luz y una cámara, con el que se puede ver el interior de la vejiga urinaria.

Procedimiento

Se realiza de forma ambulatoria (usted vuelve a su casa al terminar la prueba) bajo sedación.

Por qué se realiza

La cistoscopía se utiliza para diagnosticar, controlar y tratar las afecciones que afectan la vejiga y la uretra. El médico podría recomendarte una cistoscopía para lo siguiente:

– Investigar las causas de los signos y síntomas. Estos signos y síntomas pueden comprender sangre en la orina, incontinencia, vejiga hiperactiva y micción dolorosa. La cistoscopía también puede ayudar a determinar la causa de infecciones urinarias frecuentes. Sin embargo, la cistoscopía por lo general no se realiza mientras tienes una infección urinaria activa.

– Diagnosticar enfermedades y afecciones de la vejiga. Algunos ejemplos son el cáncer de vejiga, cálculos en la vejiga e inflamación de la vejiga (cistitis).

– Tratar enfermedades y afecciones de la vejiga. Se pueden pasar herramientas especiales a través del cistoscopio para tratar determinadas afecciones. Por ejemplo, durante la cistoscopía se pueden eliminar tumores vesicales muy pequeños.

– Diagnosticar un agrandamiento de la próstata. La cistoscopía puede revelar un estrechamiento de la uretra en la parte en la que atraviesa la glándula prostática, lo que indica un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna).

Riesgos

Las complicaciones de la cistoscopia pueden comprender las siguientes:

– Infección. En raras ocasiones, mediante la cistoscopía se pueden introducir gérmenes en las vías urinarias, lo que puede causar una infección. Para prevenir la infección, el médico podría recetarte antibióticos que deben tomarse antes de la cistoscopía y después de esta. Los factores de riesgo de contraer una infección de las vías urinarias después de una cistoscopía son la edad avanzada, el hábito de fumar y una anatomía inusual de las vías urinarias.

– Sangrado. Es posible que haya un poco de sangre en la orina debido a la cistoscopia. Los casos de sangrado grave son muy poco frecuentes.

– Dolor. Podrías tener dolor abdominal y una sensación de ardor al orinar. Por lo general, los síntomas son leves y disminuyen progresivamente después del procedimiento.

Signos y síntomas de una complicación grave

Llama al médico si presentas lo siguiente:

– Incapacidad de orinar después de la cistoscopia

– Sangre de color rojo brillante o grandes coágulos de sangre en la orina

– Dolor abdominal y náuseas

– Escalofríos

– Fiebre de más de 101,4 °F (38,5 °C)

– Dolor o ardor al orinar que dura más de dos días

Lo que puedes esperar durante la cistoscopía

Una simple cistoscopía ambulatoria puede llevar entre 5 y 15 minutos.

Después de la cistoscopía

Es posible que te permitan retomar la rutina diaria. Si te administraron sedación, podrían pedirte que permanezcas en un área de recuperación hasta que se pasen los efectos de los medicamentos antes del alta.

Podrías presentar efectos secundarios después de la cistoscopía, tales como los siguientes:

Sangrado a través de la uretra, que se presenta de color rosado brillante en la orina o en el papel higiénico

Una sensación de ardor al orinar.

Necesidad de orinar con mayor frecuencia durante uno o dos días después del procedimiento.

Para aliviar algunas de las molestias, puedes hacer lo siguiente:

Apoya un paño humedecido y tibio sobre la apertura de la uretra para aliviar el dolor. Repite este procedimiento la cantidad de veces que necesites.

Toma un baño tibio. Sin embargo, es posible que el médico te pida que evites los baños. Consulta con el médico todas las dudas que tengas.

Bebe agua. Limpiar la vejiga con líquido puede reducir la irritación. Trata de beber 16 oz (473 ml) de agua por hora, durante las dos primeras horas después de la cistoscopia.

Llama al médico si tienes inquietudes acerca de la cistoscopía.

Resultados

El médico te informará los resultados una vez que se completen las pruebas.

ANTE CUALQUIER DUDA SOLICITÁ TURNO CON NUESTROS PROFESIONALES MÉDICOS.

Turnos Online http://www.vilella.com.ar/turnos
Central de turnos 4117 8000
Mail turnos@vilella.com.ar 
Disfrutá, nosotros #tecuidamos.

A %d blogueros les gusta esto: